CUBIERTAS Y FACHADAS

Cubiertas y fachadas

¿Qué son?

Las cubiertas y fachadas son unos de los elementos principales en la construcción de naves y almacenes. Las cubiertas suelen estar formadas por una plancha metálica y aislante, bien sea de temperatura o de sonido. Pero, sobre todo, lo más importante es su capacidad de impermeabilizar la nave en cuestión para protegerla de la humedad durante las lluvias.

Su fácil montaje hace que en poco tiempo tengas una nave cubierta por completo e impermeabilizada para empezar a trabajar desde el primer momento. Además, su resistencia te asegura una protección instantánea ante las inclemencias del tiempo. Su ligereza favorece la rapidez de colocación frente a los tejados clásicos y son perfectos para reemplazar las viejas uralitas que se ponían hace décadas.

La forma más rápida de terminar tu fachada industrial es con un panel de chapa, de ahí que sean uno de los elementos más solicitados hoy en día en la construcción de naves industriales y almacenes. Se adaptan a cualquier tipo de edificio y aseguran su aislamiento con garantía y comodidad.

Estas fachadas son personalizables, se pueden elegir diferentes grosores y colores, proporcionan una buena imagen en el momento de su colocación y protegen a la perfección de agentes externos como la lluvia o el granizo.

Tipos de cubiertas y fachadas

  • Panel de sándwich: Son cubiertas que combinan material aislante de poliuretano o de lana de roca con una placa metálica superior e inferior. Se puede elegir diferente grosor según las necesidades de aislamiento que se tengan y también diferentes acabados tanto interiores como exteriores. Esto proporciona un abanico de posibilidades de personalización que te permite lograr un acabado ajustado a tus necesidades finales. Además, se pueden colocar en cubiertas inclinadas.
  • Chapa perfilada: Se utilizan en naves agrícolas debido a su simpleza, ya que tienen una única capa y se recomienda su colocación en cubiertas inclinadas para favorecer la caída del agua. Se venden en diferentes formatos que se adaptan al tipo y las dimensiones de la nave a cubrir.
  • Fachada simple: Al igual que la cubierta simple, es la más sencilla en cuanto a materiales se refiere, pero es perfecta para obtener un acabado rápido y resistente. Se coloca con tornillos sobre la estructura del edificio o en el interior de la estructura, dependiendo de las necesidades finales que se requieran para dicha fachada. Hay una amplia variedad de colores para elegir y permite su colocación tanto en vertical como de forma horizontal. Su versatilidad y adaptación son innegables.
  • Fachada de panel de sándwich: Presentan muchas posibilidades para su aplicación, en parte por su núcleo aislante de diferentes grosores a base de poliuretano o lana de roca. Los paneles para cubiertas y fachadas son tan polivalentes y con tantas opciones que existe la posibilidad de que en algunas de ellas acaben formando parte de cámaras frigoríficas como su parte exterior y ayudando a un acabado final perfecto.

Si tienes un proyecto de construcción o renovación de las cubiertas y fachadas de tu nave o almacén, muéstranoslo y te expondremos las opciones más adecuadas para ti sin compromiso.

Cubierta Sand.
¿AÚN TIENES DUDAS?