CÁMARAS FRIGORÍFICAS

Cámaras Frigoríficas

Cámaras frigoríficas industriales

El funcionamiento de las cámaras frigoríficas industriales se basa en el refrigerado y depende enteramente de los elementos que la componen. El primer elemento es el compresor que absorbe el líquido refrigerante y se encarga de retenerlo hasta que pasa al condensador. Este segundo elemento transforma el calor de la condensación en líquido y lo lleva hasta la válvula de expansión, que, tras enfriarlo, lo pasa al evaporador. El evaporador es la clave, ya que hierve la mezcla a presión y el fluido absorbe el calor a la vez que se enfría. Esto se repite una y otra vez hasta que los alimentos se enfrían a la temperatura deseada.

Tipos de cámaras frigoríficas

Las cámaras frigoríficas industriales se clasifican en cuatro tipos. Por un lado, están las cámaras refrigerantes que se utilizan para la conservación de alimentos frescos como frutas o verduras y, además, ayudan a mantener la humedad que estos necesitan para su conservación.

Por otro lado, tenemos las cámaras de congelación, que están pensadas para congelar los productos que se coloquen en su interior para una conservación más duradera y favoreciendo la humedad atmosférica. Son las que se utilizan en el almacenaje de alimentos.

Además, están los frigoríficos conocidos como abatidores de temperatura, que ayudan a reducir con rapidez la temperatura para disminuir el riesgo de deterioro de los preparados y conservarlos un tiempo sin que pierdan sus propiedades. Es un proceso de enfriamiento acelerado muy utilizado en hostelería.

Por último, están los túneles de congelación, que son automáticos y crean corrientes de frío que congelan de forma individual cada producto mientras este se introduce en la cámara. Es lo que conocemos como ultracongelado.

Temperatura de una cámara frigorífica

La temperatura de las cámaras depende de su tipo y uso. Las cámaras refrigerantes tienen una temperatura entre 0 y 10 grados, ideal para la conservación de alimentos frescos; los congeladores entre 0 y menos 28 grados, y los túneles de congelación pueden llegar a superar los 30 grados bajo cero.

¿Qué hace una cámara frigorífica?

La conservación de productos frescos es posible gracias a este tipo de máquinas. Según el tipo de producto, las cámaras frigoríficas lo conservan para que pueda llegar al público consumidor en las mejores condiciones posibles.

Se utilizan tanto para productos de alimentación como productos cosméticos o incluso medicamentos, tan necesarios para preservar nuestra salud. Gracias a ellas tenemos alimentos frescos en los supermercados y podemos disfrutar de un helado en verano o una bebida fría. También tenemos acceso a alimentos que vienen desde más lejos y que, si no estuvieran congelados, no probaríamos nunca.

Además, gracias a la conservación de alimentos puedes almacenar productos tras su recolección y ofrecerlos tiempo después, ya fuera de temporada, al consumidor.

En resumen, las cámaras frigoríficas industriales forman una parte importante del comercio de alimentos y productos perecederos que de otra forma no llegarían a todas partes. Sabemos lo importante que es su conservación y, por eso, no dudaremos en ayudarte en la realización de tu proyecto de refrigeración. Consúltanos tus dudas y te las resolveremos lo antes posible.

Producto

Panel frigorífico de caras metálicas y núcleo aislante rígido, con un excepcional aislamiento térmico, alta durabilidad, y juntas machiembradas que garantizan su estanqueidad.

 

Como núcleo aislante puede utilizarse espuma tipo PUR (poliuretano), PIR (poliisocianurato) o el nuevo PIRM Clase1, con prestaciones mejoradas y un excelente comportamiento ante el fuego.

Cámara frigorífica
¿Aún tienes dudas?

Puedes consultar otros productos si no has encontrado lo que buscabas